martes, 13 de mayo de 2008

hasta ahora lo entiendo jefaso

Talvez en algún momento escucharon la historia de mi buen amigo el enólogo, Pelayo Gregorio y su discusión con la autoridad acerca de tecnología de comunicación, por si no se la saben ahí les va un resumen:

Un buen día de cruda en playa del carmen a Pelayo se le ocurrió irse a dormir al hotel y abandonar a algunos cuantos incluyéndome en la playa, sin camioneta ni cualquier otro medio de transporte. El punto es que este broder no llevaba avanzadas ni siquiera dos cuadras cuando ya lo estaba parando un agente de transito por ir hablando por el nextel. (la ley en cuestión acababa de publicarse y entrar en vigor tres días antes del suceso, por eso los polis le estaban chingando). Pelayo, un cuasiestudiante de derecho que no llevaba ni dos semanas de estudiar su carrera empezó a alegarle al oficial que no estaba hablando por celular, lo que el estaba haciendo era comunicarse por radio, que era como un walkie talkie decía, y que eso no lo prohibía la ley. Asi pasó una hora necio de que no era un celular. Los que conocen a Pelayo se lo pueden imaginar discutiendo con el oficial en ese tonito que habla como si los demás estuvieran pendejitos para explicar algo, pero que solo lo hace sonar casi tan cagado como bugs bunny. Esa anécdota fue uno de tantos motivos de burla del viaje y Pelayo no se la acabo.
Para no hacer el cuento más largo, lo que sucedió al final fue que a Pelayo le pusieron su multita, dejó su licencia todavía diciéndole al oficial que se la regalaba que llegando al DF iba a sacar otra.

Hoy me pasó algo similar, iba hablando por nextel cuando una patrulla en una moto, la GRIM, (que por cierto no se cual sea el significado de sus siglas si alguien sabe dígame no) me hace entender que quiere que me detenga, yo obviamente, en chinga baje el nextel pero ya era demasiado tarde, ya me había torcido. Tarde un poco en detenerme y mientras recorría aproximadamente unos 100 metros para estacionarme, yo observaba como el agente motorizado hablaba por radio todo el camino hacia mi, una mano en el volante y otra en el radio.
Cuando llego a explicarme por que me estaba deteniendo, yo salte al combate luego luego y le dije que él, al igual que yo, se encontraba distrayéndose al estarse comunicando con quien sea que estuviese hablando y más grave aun, él se encontraba manejando una motocicleta, vehículo que requiere de mas atención al manejarse y susceptible de mas riesgos si existiere una distracción. Ahora es el momento de invocar la anécdota del buen Pelayin ya que el oficial se puso a discutir conmigo de la misma manera que Pelayo discutió con aquel oficial en playa del carmen. El GRIM me argüía que eso no era un celular, era un radio, y que estaba comunicando a su pareja lo que iba a hacer, yo le contestaba que no importaba si era celular o radio lo crítico era que es un elemento de distracción para el conductor, que era lo mismo si fuese radio militar, minicelular o vibrador (lo del vibrador no se lo dije pero imaginate la escena del policleto rolando por las calles con un dildo sarandeandose en su mano izquierda) , que se predicaba con el ejemplo y que no podía soportar que alguien que cometió la misma falta administrativa segundos después que yo me sancionara con una infracción. Llegué tarde al trabajo por andar razonando con el oficial escuchando la sarta de mamadas que escupía de su maloliente hocico mientras por mi cabeza recordaba la escena citada de mi amigo y por fin comprendí y estuve en los zapatos de aquel oficial de playa del carmen que solo intentaba hacer su trabajo mientras un sopenco con mal aliento le alegaba pendejadas.

Queridos legisladores, si van a hacer las cosas háganlas bien y prevean este tipo de supuestos y hasta un bisnes pueden hacer, Manos libres para los GRIM, yo conozco a un mayorista, jaja.

G ordos
R e
I gnorantes
M otorizados

gracias especiales a pelayin que sin sus mamadas esto no podría ser posible.
pelayin sabes que se te aprecia.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

.marco

Renata V. Tommasi dijo...

tu, tus multas y tus discusiones policiacas no se me van, entretente en algo nuevo y deja de llegar tan tarde a tu trabajo, como siempre.
p.d- est'a cagadisimo, me imagine perfecto tu discusion con el poli ahh! y el aliento de pelayo tmb me lo imaginé jajaja.
Se dice tardé, no tarde, es que singifican cosas diferentes.

Anónimo dijo...

jajaja estan cagadas tus historias... Rodolfo